La Casa » Cine » Thriller » Crítica de Dark Crimes
dark crimes jim carrey critica

Crítica de Dark Crimes

Esta co-producción realizada a tres bandas entre Estados Unidos, Polonia y Reino Unido, se vendió en su momento como el regreso de Jim Carrey a las grandes ligas del cine y a los protagónicos, tras varios años semi-desaparecido, pero sin dejar nunca de trabajar, entre papeles secundarios, participaciones televisivas y dedicándose a la pintura. Dark Crimes además contaba con un mayor atractivo, el de ver al actor canadiense alejado de los papeles cómicos e histriónicos de sus inicios, al interpretar a un taciturno detective de homicidios con una barba de lo más hipster, que reabre un caso antiguo al creer que el culpable del crimen aún está libre.

En concreto, se trata de un caso cerrado por un compañero, que parece obsesionar al protagonista. En un sórdido club, donde muchimillonarios se dedican a torturar y vejar a prostitutas, un hombre aparece asesinado de forma que parezca que se infligió la autoasfixia erótica, al más puro estilo David Carradine. El detective sospecha de un novelista que describe la tortura y el asesinato con todo lujo de detalles en uno de sus libros, de forma que empieza a investigar por su cuenta, a lo que se opone buena parte de su departamento y su mujer, al adentrarse en un terreno oscuro y tortuoso.

Pese a la intentona de Carrey de hacerse pasar por un solitario detective polaco, el buen hacer de Charlotte Gainsbourg, que vuelve a presentarnos un personaje torturado y bien cimentado, y una atmósfera opresiva y en ocasiones sucia, el director nos acerca al peor cine noir europeo, incluso a esos telefilmes de domingo por la tarde, de siesta, pijama y orinal. Todo resulta muy frío, aburrido y anodino. Ningún plano llega a emocionar, todo se mantiene estático y salvo una media hora final interesante, donde todo se va resolviendo, el resto nos somete al tedio.

Lo más interesante llega con la resolución final y con una conclusión valiente y en cierto modo inesperada, pero no salva a Dark Crimes (cuyo título original, True Crime, tampoco era demasiado potente) de ser un thriller mediocre y que desaprovecha a sus buenos actores principales. Quizá en manos de otro director, este filme, basado en un caso real publicado en un artículo informativo, podría haber tenido más garra y haberse convertido en cine negro del bueno. Pero no ayudan tampoco las hieráticas interpretaciones ni unos paisajes desaprovechados, así como una fotografía gris, que entronca con el estilo del largo, pero que solo sirve para apagar la atención del espectador.

Al mejor Jim Carrey le seguimos esperando con los brazos abiertos, algo que parece haber ocurrido con su retorno a la televisión con la serie Kidding.

Trailer de Dark Crimes: vuelve Jim Carrey

Valoración de La Casa
  • Mario Parra
2

En pocas palabras

Esperábamos con ansia el retorno del mejor Jim Carrey. Y ha ocurrido… pero no con esta película. No es que él lo haga mal, es que todo en Dark Crimes es aburrido y anodino.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *