annabelle creation

Crítica de Annabelle Creation

De entrada, lo bueno: Annabelle Creation es mejor que su predecesora. Creo que estará de acuerdo hasta el último mono. Pero ahora, lo honesto: tampoco era tan difícil. Superar la bajona que supuso el primer spi-off de la saga Expediente Warren implicaba únicamente maquillar un poco la voluntad 100% recaudadora de su mera existencia. Construir un mecanismo de atraco al espectador que, al menos, tuviera forma de película. Y hasta ahí bien. Que estemos ante algo que valga la pena el esfuerzo ya…

Y es que la continuación de aquella historia sobre una muñeca maldita, en forma de precuela, cuenta con varios problemas de los que no se consigue reponer, empezando por un guión que se esfuerza hasta rozar el ridículo por encontrar un origen del mal que nadie pedía, y que por más que pueda jugar con hechos reales (puesto que, efectivamente, esa muñeca existe), se antoja forzado y en absoluto suficiente como para justificar la película que a su alrededor se genera. Una película previsible por encorsetada, por recorrer por enésima vez un camino que nos sabemos de memoria y cada vez se antoja más cansino. Vuelven las maldiciones, los orfanatos, las almas del más allá atrapadas aún en el más acá… y todo ello se va sucediendo en pantalla a ritmo lento y apático, con teóricos sustos a base de aumento de decibelios, y con una supuesta generación de atmósfera que brilla por su ausencia o, peor aún, confunde el desasosiego con el aburrimiento. No por alargar más un plano, va a generar más miedo (en especial cuando la muñeca de marras ni se mueve). Tanto hastío se personifica en la presencia de Anthony LaPaglia al frente de un reparto más propio de televisión que de gran pantalla.

Sin el toque de autor con ideas que James Wan imprime en la saga original, sin apenas capacidad por generar el menor miedo y sin una sola secuencia que perdure en el recuerdo más allá del visionado, lo mejor que se puede decir de Annabelle Creation es que, sí, es mejor que la anterior. Y que de suponer un insulto, un atraco a mano armado, pasa a ser meramente mediocre: una inocua película de terror de serie B que hace algunos años se hubiera estrenado directamente en las estanterías de VHS en alquiler; que se hubiera consumido una noche tonta de invierno entre amigotes aún demasiado jóvenes para salir por la noche; y a la que se le hubiera prestado la atención que se le merece, que navega entre el poco y el nada. Que se estrene en cines ahonda un poco más la herida del consumismo, la industria y la maquinaria de hacer dinero por la que, poco a poco, el séptimo arte va perdiendo la vida.

Pero, ¡hey, es menos mala que la anterior! Todos contentos, ¿no?

 

Si no queréis verla entera… aquí los ¿mejores? sustos de Annabelle Creation

 

 

Valoración de La Casa
  • Capi Spaulding
2

Resumen

Innecesaria secuela que sólo vale para decir que es mejor que su anterior e ignominiosa entrega. Como si fuera decir mucho. Confirma que es una saga a evitar a toda costa.

Sending
User Review
0 (0 votes)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *