La Casa » Cine » Documentales » Crítica de El agente topo
el agente topo critica

Crítica de El agente topo

La película chilena El agente topo parte de una premisa muy divertida, pero claramente desaprovechada en su potencial cómico durante la primera mitad: una agencia de detectives contrata a un anciano de más de 80 años, para que se infiltre en una residencia de ancianos, ante la sospecha de una clienta de que su madre está siendo robada y mal cuidada en dicho centro. Como con Ayuso en Madrid, vamos. 

Sergio, el James Bond de la tercera edad, entra en la residencia, y ante su calidad humana y sus buenos gestos, acaba haciéndose con todos en el geriátrico, mientras pasan los días entre ancianos bien cuidados, pero que no reciben visitas o cariño de sus familiares. 

Al final, lo que importa de este filme, nominado en los últimos Premios Goya en la categoría de Mejor película iberoamericana, y candidata a los próximos Premios Oscar, es cómo ve la sociedad actual a los ancianos, cómo el sistema les trata y cómo les olvidamos, a sabiendas de que algún día futuro estaremos en su situación. 

Una película con un halo de tristeza y pena en todo su metraje, mayormente en su segunda mitad, pero que a su vez desprende un mensaje de esperanza y cariño por nuestros padres y abuelos. Y ahí radica su fuerza, un propósito crítico claro hacia nuestra sociedad, cada vez más despegada con los nuestros, y hacia nosotros mismos.

Trailer de El agente topo

Crítica de El agente topo
  • Mario Parra
3.5

Por qué recomendamos El agente topo

Un bonito filme chileno sobre la tercera edad y cómo nos comportamos con ellos, como seres lejanos, pero que han sido como nosotros. Algunas risas decoran su breve metraje, pero al final deja un poso triste. Hay que llevar un buen paquete de kleenex al cine.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *