La Casa » Críticas » Crítica de El rey león (2019)
el rey leon critica

Crítica de El rey león (2019)

Supongo que si habéis caído en esta opinión, publicada ya varios días después del estreno del remake de El rey león, esperaréis encontrar grandes revelaciones, opiniones dispares, debates. Lo que sea que justifique la mera existencia de la misma, ahora que ya todo se ha dicho sobre la película y casi todo el mundo la ha visto. Y el que la nueva colaboración digital de Jon Favreau y Disney se ha traducido en un éxito de masas, justo la semana en que Endgame se convertía en la película más taquillera de la historia del cine, Simba y compañía se hacían con la medalla de plata: segundo mejor estreno del año.

Y casi todo el mundo ha venido a decir lo mismo: entusiastas para bien y para mal al margen, el grueso de la opinión se mueve más o menos en un “qué bonita, pero para qué”. Es un portento, un deleite visual. El rey león merece un reconocimiento enorme por conseguir que de hecho, el espectador sea capaz de interiorizar con total normalidad que los animales hablen. El nivel de realismo es tal que cuesta, de verdad, distinguir imagen real de ficción, hasta el punto de que en más de una ocasión debe uno evadirse un momento y recordar que todo lo que se ve está hecho mediante un ordenador. Chapeau, asusta lo que se puede llegar a hacer con la tecnología actual.

Luego está la otra parte, el para qué. Y es que de todos los remakes de Disney vistos recientemente, este es el más injustificable y con diferencia. Primero, porque la original es muy reciente y además es una de las mejores películas de la historia de Disney. Una obra prácticamente perfecta que no ha perdido un ápice de su valía con el paso (breve) del tiempo. Segundo, porque no aporta absolutamente nada. Se trata de un calco casi idéntico de la de dibujos animados, mucho más larga para colar una canción (horrible) por aquí, una secuencia (absurda) por allá. Es decir, que lo bueno lo copia, y lo malo es lo que añade, que es poquísimo, sin necesidad. Los 88 minutos de la versión de 1994 se diluyen aquí hasta casi dos horas, y con ellas se disuelve buena parte del impacto… que cuando llega, claro que mola, pero por ser idéntico al que tan vívidamente se recuerda.

Por ahí leía que esto, más que un remake, parece una de esas secuelas directas a vídeo que alquilábamos hace 25 años. Difiero, ya que en ellas (y me viene a la cabeza, sí, la locura que fue El rey león 3) contaban con una pizca más de originalidad. También me ha hecho gracia ver un meme que pulula por las redes en las que se hace mofa del realismo con el que se han diseñado los animales, a los que sin embargo les faltan los aparatos reproductores. Es una metáfora perfecta: El rey león es visualmente apabullante, un 10. Pero no le hubiera sentado nada mal contar con un buen par de… motivos que dieran sentido a su existencia, más allá de los económicos. Riesgo, frescura, originalidad; una adaptación, en definitiva, como lo fue Aladdin o incluso la infravalorada reinterpretación de Dumbo. No se han atrevido, no le han bajado los testículos si seguimos con el meme; y ha salido una copia deslucida en lo emocional, y con tan poca justificación como la existencia de esta reseña. Pero hey, habéis llegado igual que habéis ido a ver la película, ¿no?

Trailer de El rey león

Valoración de La Casa
  • Carlos Giacomelli
2.5

En pocas palabras

Diez en lo visual, cero en lo emocional: claro, ver el nuevo Rey león es una pasada, pero porque copia descaradamente a la original cuando debe llegar a algún momento álgido. Sin riesgo, sin innovación, sin ideas… el remake menos justificable de Disney.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *