La Casa » Críticas » Crítica de Entourage (temporada 6)
entourage temporada 6 critica

Crítica de Entourage (temporada 6)

No podemos remediarlo. Nos encanta Vince, Turtle, E y Drama, y sobre todo adoramos a Ari. Nos gusta incluso Lloyd y la señora Gold. Pero no podemos evitar pensar que esta ha sido la temporada más floja de Entourage (HBO) hasta la fecha. La verdad es que el memorable tramo final de la anterior temporada nos prometía mucho para esta sexta temporada, pero un inicio en falso pareció condicionar el desarrollo del resto de capítulos. Entourage ha conseguido ser una de las mejores comedias de los últimos años gracias a un puñado de virtudes de los que esta última temporada ha carecido en cierta medida, el más importante de los cuales ha sido la algo alarmante ausencia de ese punto ácido tan característico y, sobre todo, de esas tramas centradas en Vince y sus rodajes. Así es: Vince no ha estado demasiado metido en el cotarro en esta temporada, y nosotros lo hemos lamentado.

De hecho, Entourage ha perdido momentáneamente la chispa y la serie en si se ha vuelto sencillamente más sosa en esta última temporada. Habrá que recordárselo a Doug Ellin: nos encanta cuando Vince se va a filmar con James Cameron, cuando vuelve a caer en el error de recurrir a Billy Walsh para sus proyectos, cuando se revuelca con todo tipo de estrellas poniendo en peligro el rodaje de las películas en las que participa y cuando acude a entregas de premios para luego perderlos. Sobre todo, nos encanta cuando el séquito se mantiene unido, y no cuando cada uno va por su lado, porque aún cuando la serie no ha carecido de tramas entretenidas para cada uno de sus protagonistas (SPOILER) (E y su desastroso Murphy Group, Drama intentando salvar su dignidad como actor de televisión e incluso Turtle intentando salvar la suya como amante de Meadow Soprano) (FIN SPOILER), nos han faltado tramas de esas donde todos viven por, para y gracias a Vince.

Pero no, no todo ha sido malo, porque sea como sea cada capítulo de Entourage sigue pasando en un suspiro, y mientras eso ocurra todo irá bien. Ari ha estado algo más calmado que de costumbre (y menos inspirado en sus explosivos arrebatos de ira), pero su ferviente odio (tan racista como homófobo) hacia Lloyd sigue siendo hilarante. La relación entre Eric y Sloan ha recordado a lo que ya vimos entre ellos en las temporadas pasadas, lo cual es bueno. Drama y Turtle se han acercado peligrosamente al estancamiento, pero siguen dándonos momentos memorables (sobre todo el primero). Finalmente, el último capítulo fue sensacional. Todo junto promete que la séptima temporada de Entourage, que se estrenará, como siempre, en verano, volverá a ser explosiva. Tomémonos la sexta, por tanto, como una temporada de transición.

 

Lo mejor de Ari Gold en la temporada 6 de Entourage

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *