inside critica

Crítica de Inside (2016)

Hace unos años, el cineasta Miguel Ángel Vivas surgió como un revulsivo dentro del género de terror nacional, como una salvación con un cine tosco y sin medias tintas, que no necesitaba de lo sobrenatural para hacer temblar a la platea. Un nombre más a sumara la dupla de Jaume Balagueró y Paco Plaza, con unos filmes diferentes y donde acecha lo peor del ser humano, como demostró con Secuestrados, rodada en un puñado de planos secuencia, con garra y sin dejar de apretar el cuello del espectador hasta un final bien desapacible. No olvidemos tampoco su sensacional cortometraje I’ll See You in My Dreams, donde un antihéroe se enfrentaba a hordas de zombies, con un sentido del ritmo brutal y una sensación de pesimismo que inunda tu cuerpo todo el tiempo.

Pues bien, pese a algunos aciertos posteriores, Vivas no ha vuelto a recuperar la emoción y el hormigueo estomacal en sus siguientes proyectos, aunque ahora parece que el largometraje Tu hijo ha conectado con público y crítica, pese a un guión algo tramposo y sensacionalista. Su adaptación de la estupenda novela Extinción tampoco pareció calar, con su propuesta de unos pocos personajes aislados enfrentándose a unas extrañas criaturas en medio de la nieve, debido a una dirección que nunca parece tomarse en serio lo que relata.

Y es aquí cuando a Vivas se le presentó la oportunidad de rodar un remake de la genial cinta gore francesa À l’intérieur, ahora titulada Inside para mayor gozo de sus ventas internacionales, pero que tampoco acaba de cuajar.

Una joven, sola en casa en Navidad tras la muerte en accidente de tráfico de su pareja, y embarazada a más no poder, recibe por la noche la inesperada visita de una mujer que quiere quitarle el bebé de sus entrañas, literalmente. A nadie sorprenderá este argumento si han visto la obra original, mucho más redonda y brutal que la cinta presente. Mientras el filme francés parecía no tener límites y te obligaba a apartar la mirada de la pantalla en no pocas ocasiones, aquí tenemos una cinta mucho más light y rutinaria, en la cual el enfrentamiento entre las dos mujeres llega a resultar tedioso y repetitivo. Por supuesto, se elimina el extremo gore de la cinta de Maurien y Bustillo, y se cambia también el final, otro de los puntos positivos del título francés. Y de alguien que rodó Secuestrados, todos esos cambios no tienen sentido. Bueno, quizás sí, por imposiciones de producción para lograr una mejor taquilla, algo que no se tradujo en buenos resultados, pues el filme pasó con más pena que gloria por los cines comerciales, del que ya apenas nadie se acuerda.

Por tanto, Inside resulta una cinta descafeinada y del montón, que solo sirve para despertar el interés por el estupendo y duro filme francés.

 

Trailer de Inside

 

 

Valoración de La Casa
  • Mario Parra
2

En pocas palabras

Oh, qué sorpresa. El remake de la brutal película francesa ha sido suavizado y adaptado al gran público. ¿Resultado? El esperable.

Sending
User Review
0 (0 votes)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *