La Casa » Series » Crítica de El internado: Las cumbres (primera temporada)
el internado las cumbres critica

Crítica de El internado: Las cumbres (primera temporada)

La nostalgia nos invade. Se trata de una nostalgia sin recorrido, peso o algún tipo de substancia. Apenas han pasado 10 años desde el final de El internado. Una de las series de jóvenes guapos que ocupó la parrilla televisiva de Antena 3 formulando misterios sectarios con drama adolescente en decorados de cartón-piedra. Es curioso que en plena muerte de la ficción en prime time nos encontremos ante una resurrección de series que se mudan a plataformas online. Física o química y Los Hombres de Paco firman nuevas aventuras en Atresplayer Premium mientras que El internado: Las cumbres lo hace en Prime Video. ¿Cómo le habrán sentado los años (pocos) a esta saga?

Dejamos atrás Laguna negra para adentrarnos en Las cumbres un internado de regias normas para estudiantes que no encajan en otros centros. La institución está controlada por profesores con aptitudes a la altura. Un monje con crisis de fe, un misterioso profesor de música obsesionado con una estudiante o un profesor de gimnasia que rapa a sus alumnas como medida disciplinaria. Una maravilla de centro con celdas de castigo en las mazmorras. La diferenciación entre los alumnos es particularmente complicada. Por un lado tenemos a la chica sensitiva, la chica callejera, la chica inocente y la chica con el pelo rapado. Entre los chicos no he conseguido encontrar un carácter diferencial ni apurando a lo estético. Sin lugar a dudas estamos ante uno de los peores estrenos en la ficción española y eso la coloca como una perfecta continuación de su serie madre.

Poco y nada les funciona en una propuesta caduca desde su arranque. El tono intenso y la fotografía grisácea intentan dar un toque maduro a una serie raquítica en sus cimientos. La ausencia de raccord emocional de los personajes, el pobre valor de su producción y unos actores incapaces de hacer que el guion parezca otra cosa que una prueba de casting rechazada. Ni siquiera contamos con ese as en la manga que suelen ser los actores profesionales en los papeles adultos. La que fue cantera de estrellas cuestionadas como Blanca Suarez, Martiño Rivas o Ana de Armas se renueva con un nuevo grupo de rostros juveniles igual de cuestionables es sus dotes. Es posible que el salto generacional tenga que ver en mi desencanto pero el resultado final es tan endeble que me cuesta creer que un público joven acepte este retal de malas decisiones.

Como he apuntado es posible que se trate de una continuación en armonía con la entrega anterior. Por los bosques y pasillos siguen paseando fantasmas, logias negras y adolescentes con ganas de terminar asesinados. La antipatía es un manto que oscurece cada segundo en pantalla. Cuesta muchísimo ponerse de parte de unos protagonistas que son auténticas maracas pasando de la ira a la risa y del miedo a la consumación de un trio incomodísimo de ver. Esforzándonos en exprimir el jugo de la positividad hay que reconocer que las nuevas localizaciones en los bosques de Navarra y Guipúzcoa tienen un encanto que siempre suman puntos. También cabe destacar el trabajo de promoción en redes. Muchas veces los estrenos llegan a Prime Video por la puerta trasera pero en esta ocasión se nota un trabajo para respaldar la proyección del estreno llegando incluso a renovar por una segunda temporada antes de esperar a los resultados de la primera. Hashtag BENDECIDOS.

Series como Élite, Skam, Hit o Merlí han demostrado que una ficción adolescente entretenida es posible incluso cediendo al sacrificio de la verosimilitud. El internado: Las cumbres huele a viejo desde que abres sus puertas. Cuesta quitarse la sensación de encargo impuesto por un algoritmo que juega con una nostalgia artificial.

Trailer de El internado: Las cumbres

Crítica de El internado: Las cumbres (primera temporada)
  • Iñaki Arriaga
1

Por qué no nos ha convencido El internado: Las cumbres

Drama adolescente con espíritu de función de fin de curso. Endeble, quebradiza e incluso aburrida continuación de una serie que ya era todo eso en su conjunto original.

Sending
User Review
4.5 (2 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *