La Casa » Críticas » Crítica de Maléfica: Maestra del mal
malefica 2 critica

Crítica de Maléfica: Maestra del mal

Pues nada, Disney a lo suyo. Algún día, es de esperar que alguien eche la vista atrás y pregunte «pero qué hemos hecho». Qué han hecho con un estudio que durante décadas ha sido fundamental para la historia del cine y, ahora, se dedica a plagiarse, a dar continuación a sagas de chicha y nabo que sí, engrosan billeteras; lo suficiente como para comprar estudios, licencias, y montarse una cadena a la Netflix. Pero que son una auténtica nulidad, cero en relevancia y en interés. Vamos, una pérdida de tiempo tras otra con todas sus letras, por bonitas que se vean. 

Indudablemente, Maléfica: Maestra del mal es alucinante para la vista. Desde el primer fotograma, el espectador recibe una avalancha de efectos digitales para sumergirlo en un universo tan vistoso, voluntariamente cursi, espectacular como lo fue en la anterior entrega. Y es una constante que no decae en ningún momento, si bien se salte de un lugar brillante y lleno de bichillos digitales, a uno más tenebroso, o a un castillo de humanos que ríete tú del logo de Disney. Insisto, bonita, salvo para alérgicos a Jar Jar Binks, es. Y ojo, que algunos gags funcionan, y las debidamente sobreactuadas interpretaciones de Angelina Jolie, Elle Fanning y Michelle Pfeiffer parecen indicar que se puede obrar la magia, y estar ante una propuesta que aporte algo de valor.

Pero tanto ruido hace, como pocas nueces tiene. A la hora de la verdad, Maléfica 2 es un batiburrillo de tramas, personajes, ideas y recursos vistos ya en demasiadas ocasiones, que además no maquillan ni por asomo su condición de Juego de tronos for dummies. Se podría llegar a pensar que se pretendía ejercer cierta autoparodia, en sus excesos kitsch, la descripción de alguno de sus personajes… pero la total ausencia de ulteriores pistas al respecto, por parte del guion, echa por tierra toda esperanza. Al final, todo queda en una rutilante repetición de lucha de reinas, príncipes y princesas, y ya. Con sus Desembarcos del rey, sus Mordors y sus Gondors, y su mensaje desfasado y moralina de andar por casa.

Y claro está que, de esta manera, los simpáticos compases iniciales no tardan en diluirse. Esta Maestra del mal se ve hechizada por un tedio argumental y visual, propios de la nulidad absoluta que ya hemos comentado que es. Demasiada losa para su pócima, una batalla final que busca a la desesperada elevar el vuelo, sin evitar que se consuma con la mayor de las apatías.

Lo peor de todo es que, demonios, tampoco puede decirse que Maléfica 2 sea una mala película. La labor de Joachim Rønning tras las cámaras es la menos original que probablemente haya pasado por cartelera en los últimos tiempos, el guión es de piloto automático y le ocurre, a la película, lo que a las canciones de Justin Bieber: está hecha con una fórmula casi matemática para que no se levante ampolla alguna, ni acabe con la paciencia de nadie. No es mala, pero tampoco es buena, es… mediocre. Condenadamente mediocre. Y eso que tenía opciones para arriesgar y, quizá, triunfar: la presencia de Warrick Davies y cierta oscuridad de alguno de sus pasajes da  para preguntarse a quién va realmente dirigida Maléfica 2. Si es para un público algo más crecido, ¿por qué es tan idiota? Y si lo es porque apunta a los más peques, ¿por qué entonces tanto guiño al adulto? Lástima que no tengamos respuesta… aunque la verdad, tampoco es que nos importe lo más mínimo.

Trailer de Maléfica: Maestra del mal

Valoración de La Casa
  • Carlos Giacomelli
2

En pocas palabras

Insustancial, innecesaria y apática nueva estrategia de monetización de Disney que vuelve a poner en entredicho su estretaegia creativa.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *