maria reina de escocia critica

Crítica de Maria, reina de Escocia

Tengo la sensación de que, como virtud o defecto, María, reina de Escocia puede ser encasillada con facilidad en dos tipos de película que nunca llega a ser. Por un lado puede ser vista como una reconstrucción histórica esmerada, fastuosa pero algo hueca centrada en los tejemanejes palaciegos en la Inglaterra del siglo XVI. Por otro como una especie de estudio de personajes intimista radicalmente centrado en sus dos protagonistas, mujeres complejas en circunstancias extremas, espléndidamente interpretadas por Saoirse Ronan y Margot Robbie. Y algo tiene de cada percepción, pero ninguna de las dos la define en su totalidad. En otras palabras: es una buena película, muy eficiente en algunos aspectos, pero también una que cuesta evitar ver como una oportunidad perdida.

Sí, contiene fervor histórico. Reconstruye una época muy querida por el espectador británico y añade una capa más, esta vez en un escenario post Juego de tronos, al imaginario colectivo entorno a la corte de Isabel I y su prima María Estuardo, recién regresada de Francia y reclamadora de su lugar preeminente en la monarquía escocesa: el diseño de producción es impecable, los interiores casi resultan atmosféricos en su recreación palaciega y los exteriores son fríos y rudos. Contienen una épica inherente ciertos planos de los paisajes escoceses, fuerza los paseos por los bosques circundantes y claroscuros muy expresivos algunos interiores donde transcurren sucesos claves en un trama llena de conspiraciones, intrigas y cuestiones del honor. Y el trabajo de vestuario, peluquería y maquillaje llega a ser impresionante, especialmente en los últimos planos de una Isabel en monárquica decadencia, esplendorosa y esperpéntica al mismo tiempo.

Pero de algún modo todo esto no deja de ser un mero envoltorio bonito, tremendamente sólido si tenemos en cuenta que está orquestado por una debutante en el largometraje (Josie Rourke), pero que siempre parece querer adaptarse al cánon. Ese mínimo de tratamiento visual que se le supone a una película que, en realidad, poco arriesga en ese sentido.

Algo más interesante es la otra vertiente. Esa descripción de personajes. La relación entre dos mujeres separadas en casi todo momento pero unidas por su lucha de poder e, insospechadamente, también por un profundo amor y respeto intangibles. Ambas están cuidadosamente descritas, son complejas y, especialmente María, contradictorias. La sinergia entre ambas es poderosa, está alejada de tropos y clichés y funciona como gran catalizador de las esperanzas e inseguridades de ambas. Y también como centro de toda la trama política, en la que además se mezclan adulterios, conspiraciones y manipulaciones diversas. Es una pena, y ese es el problema, que Rourke y Beau Willimon, el guionista, no decidan ejecutar un trabajo más radical, más transgresor y más arriesgado. Abandonar el clasicismo para abordar una concepción más verdaderamente psicologista, más profunda, si se quiere más bergmaniana.

Y ese es, en resumen, el gran impedimento para el definitivo despegue de una película que en el fondo tiene buenas cartas y sabe jugarlas. Que parece querer complacer por la vía fácil a todo el mundo y no aprieta allá donde, no sólo debería, sino que además realmente podría. El resultado es una película agradable, sólida, entretenida y bien hecha en todos sus aspectos. Pero lejos de la excelencia de algunas anteriores iteraciones de ambas protagonistas en el ámbito cinematográfico.

 

Trailer de María, reina de Escocia

 

 

Valoración de La Casa
  • John Blutarsky
  • Capi Spaulding
3.3

En pocas palabras

María Estuardo vuelve a protagonizar un biopic histórico, esta vez centrado en su rivalidad con Isabel I. El resultado se salda con dos interpretaciones protagonistas de notable alto, pero también con la sensación de habernos quedado a medias en todo lo demás.

Sending
User Review
0 (0 votes)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *