the neon demon critica

Crítica de The Neon Demon

Película no apta para daltónicos ni epilépticos

Mucho se ha hablado de The Neon Demon desde que se anunció este proyecto: por ser la primera incursión pura de su director en el género de terror, por los abucheos en más de un festival, por contar con Keanu Reeves en su reparto…, y si bien es cierto que a los puristas del cineasta danés les podrá encantar la propuesta, se trata de un filme vacío, fascinante en lo visual, pero con un guión que hace más aguas que el Titanic y unas imágenes dilatadas hasta el extremo de pensar que Winding Refn sólo pretende provocar al mostrarlas.

Jesse es una joven de 16 años que llega a Los Angeles con el sueño de convertirse en una modelo de pasarela, algo que verán con malos ojos otras compañeras de profesión, pero no así los directores de moda, que ven en la muchacha un aura de juventud, inocencia y naturalidad que les encanta. Poco a poco va subiendo escalones en el sector de la moda, pero tendrá que pagar un precio muy alto por el éxito.

Ese es vagamente su argumento, aunque no importa demasiado entre colores chillones, luces estroboscópicas y alguna subtrama que apunta maneras (la relación del protagonista con Dean, un fotógrafo amateur enamorado de la chica, por ejemplo), pero que nunca llegan a ser bien explotadas. La cámara lenta y los planos largos que no cuentan nada inundan la pantalla, algo que ocurría en otros largometrajes del director, pero que aquí no se complementan con una historia de interés, unos personajes fuertes (salvo la maquilladora, Ruby, que se hace íntima amiga de la protagonista, con oscuras intenciones) o escenas violentas de quitar el hipo.

Una propuesta fallida que parece basarse en las ganas del bueno de Nicolas de mostrar a bellas jóvenes semidesnudas, y de provocar a sus más acérrimos críticos. Su característico estilo, poco a poco, se va tornando en una mera parodia sin gracia.

 

Trailer de The Neon Demon

 

 

Valoración de La Casa
  • Mario Parra
  • John Blutarsky
  • Capi Spaulding
3

En pocas palabras

¿Se ha pasado de frenada Nicolas Winding Refn? Eso parece con The Neon Demon, una película más próxima a la parodia de sí mismo que a quien nos fascinara con Drive hace nada.

Sending
User Review
0 (0 votes)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *